MemGas™

La valorización definitiva del biogás en biometano
El biogás es una valiosa fuente de energía renovable. Se produce mediante la depuración anaeróbica de las aguas residuales industriales, la digestión anaeróbica de los lodos de depuradora y otros residuos orgánicos, y la fermentación de la materia orgánica en vertederos cubiertos. El biogás puede convertirse en electricidad, calor o biometano.

Este último puede servir como sustituto del gas natural que se inyecta en la red de gas natural o servir como combustible renovable para vehículos (bioCNG o bioLPG).

Proceso del MemGas™

La conversión del biogás en biometano implica 3 pasos principales: Pretratamiento, compresión y separación del metano. La separación del biogás mediante membranas es una tecnología de vanguardia probada para la producción de biometano. La tecnología se basa en la permeabilidad y selectividad de la membrana con respecto a los diferentes gases.

Características y ventajas

  • Proceso de pretratamiento seguro y robusto para una protección óptima de la membrana y una depuración ininterrumpida del biogás
  • Eficiencia de purificación muy alta: > 99% de rendimiento de metano en el biometano
  • Adecuado para caudales de 30 a 10.000 Nm³/h de biogás bruto
  • Bajo consumo energético de 0,3 a 0,4 kWh/Nm³ de biogás bruto
  • Recuperación del calor del compresor para mejorar el balance energético
  • Sin productos químicos ni consumo de agua
  • Sistema de puesta en marcha rápida y de fácil mantenimiento
  • Proceso compacto y premontado para una fácil instalación
  • Totalmente automatizada y controlada a distancia (es posible la implementación de HUBGRADE)
  • Robusto y muy fiable, con una tasa de disponibilidad > 95%.

El biogás se pretrata en la fase de secado y limpieza para eliminar componentes no deseados como H2S, COV y H2O. Después de la compresión a 12 - 16 bares, pasa a través de las membranas de separación de gases a alta presión. Las membranas están dispuestas en cartuchos cilíndricos instalados en una configuración patentada de 3 etapas. El rendimiento de cada planta se optimiza para producir biometano puro (97 - 99% de CH4) dentro de los requisitos de las necesidades de nuestros clientes con el menor impacto medioambiental y una relación CAPEX / OPEX optimizada.