Desalación de agua de mar

Una solución clave para luchar contra la escasez de agua.

 

Con más de 50 años de experiencia, tecnologías y conocimientos en desalación, ayudamos a municipios e industrias de todo el mundo en la implementación de sus estrategias de desalación. Desde los parámetros detallados del proceso hasta la selección de materiales y la aplicación de la tecnología, hemos desarrollado soluciones de desalación rentables y eficientes basadas en tecnologías avanzadas en beneficio de nuestros clientes.

 

La desalación permite convertir el agua de mar en un recurso sostenible y utilizable. El agua de mar cubre el 71% de la superficie del planeta y representa el 97% del agua mundial. 

La desalación del agua de mar es una solución cada vez más importante para la escasez de agua que garantiza el suministro de agua incluso en períodos o zonas de sequía. 

Las plantas desaladoras de agua de mar ofrecen numerosos beneficios a las comunidades costeras de las regiones con estrés hídrico:

  • Aumentar y complementar las fuentes de agua disponibles con agua dulce de alta calidad.
  • Garantizar un suministro constante de agua durante las sequías o en entornos desérticos.
  • Eliminar la necesidad de importar agua dulce de otros lugares.

Proporcionar un suministro de agua fiable mediante la desalación

La desalación es una solución alternativa para aumentar los recursos hídricos disponibles. En algunas regiones del mundo, es la única fuente de agua disponible. 

Nuestras filiales especializadas SIDEM y Entropie son líderes mundiales reconocidos tanto en la ósmosis inversa como en la desalación térmica, proporcionando servicios expertos en diseño, ingeniería, adquisición, construcción, puesta en marcha, operación y mantenimiento. También ofrecemos equipos estándar y soluciones de agua móviles que pueden emplearse de forma temporal o ante una emergencia.

maintenance veolia white picto

Flexibilidad

  • Flexibilidad de operación y mantenimiento
  • Equipos compatibles y complementarios
veolia business agreement white picto

Simplicidad

  • Oferta global
  • Toma de agua y descarga de salmuera comunes
veolia environment white picto

Oferta única en este segmento

  • Optimización de costes
  • Bajo impacto ambiental

Procesos utilizados para la desalación

Desalación por ósmosis inversa

La ósmosis inversa (OI) consiste en empujar el agua a presión a través de una membrana que retiene la sal y otras impurezas. Los procesos de separación por membrana se utilizan para:

  • La desalación del agua de mar.
  • Producción de agua de proceso y potable.
  • Pulido y desmineralización de agua de alimentación a calderas y agua farmacéutica.
  • Rehabilitación y reciclaje de efluentes de proceso y municipales.
  • Como parte de un proceso integrado de vertido cero de líquidos.

Desalación térmica del agua

Los procesos de desalación térmica se aplican mejor a las corrientes de agua y de proceso con un alto contenido en sales disueltas, donde la presión aplicada requerida para un sistema de membrana equivalente sería excesiva. 
El uso de una fuente de energía de bajo coste, como la disponible en las centrales eléctricas de cogeneración, es ventajosa para reducir el coste energético, si está disponible. Otra opción es utilizar sistemas de evaporación al vacío de baja temperatura y alta eficiencia que puedan funcionar con calor residual y una baja demanda de energía eléctrica.

Sistemas híbridos

Los sistemas híbridos combinan las tecnologías térmica y de ósmosis inversa, lo que, en algunas situaciones, puede permitir una optimización de los costes.

 

Soluciones tecnológicas para cada etapa de la desalación por ósmosis inversa

Los recientes avances en las tecnologías y en la monitorización del proceso y de la planta han mejorado enormemente la eficiencia energética de los sistemas de desalación, permitiendo un menor coste del agua producida y una huella medioambiental muy mejorada. 
Los grandes avances en el pretratamiento del agua bruta, indispensable para no dañar las membranas, también han mejorado los costes de producción y han aumentado la eficacia y el ciclo de vida de las membranas. Algunos de estos avances incluyen nuestro filtro Spidflow® DAF, así como nuestro filtro M&C, que ayudan a proteger las membranas al tiempo que permiten reducir la huella de las plantas.

Veolia Technomap Desalination

Nuestra última innovación en tecnología de ósmosis inversa es Barrel™, un sistema de desalación que se entrega in situ como un módulo listo para funcionar. Seguro, compacto y digital, responde a los retos y expectativas del mercado de la desalación, al tiempo que produce agua dulce que cumple con todas las normas de calidad. 
Adecuado también para la reutilización del agua y las aplicaciones de ósmosis inversa de baja presión (LPRO), Barrel permite un ahorro significativo tanto en gastos de capital como de funcionamiento.

SIDEM Veolia Barrel

 

Creación de valor mediante tecnologías de desalación más inteligentes

Entendemos que los operadores y gestores de plantas de membranas se enfrentan a muchos retos, como evitar paradas no planificadas y optimizar el programa de mantenimiento de su planta para ahorrar tiempo a los operadores y minimizar el tiempo de inactividad. Los sistemas de ósmosis inversa pueden ser muy sensibles a los cambios en el entorno operativo, lo que dificulta a sus operadores la evaluación del estado real de las incrustaciones y el envejecimiento de las membranas.

Para superar estos retos, el equipo de operación necesita supervisar correctamente el estado de su sistema y anticiparse a posibles desviaciones. Con Smart Membranes, combinamos nuestro amplio conocimiento del proceso con la inteligencia artificial para normalizar y predecir la evolución de los parámetros operativos estratégicos. Proporcionamos evaluaciones fiables y en tiempo real para confirmar el estado de ensuciamiento de las membranas con para tomar decisiones proactivas y basadas en pruebas.

 

Water recovery picto white

Mitigación de riesgos

Evaluar el estado de ensuciamiento de las membranas en tiempo real para anticiparse a la deriva del rendimiento y actuar a tiempo para evitar paradas no planificadas.

VEOLIA WATER TREATMENT PLANT  white picto

Proactividad

Optimizar la planificación del mantenimiento utilizando las funciones predictivas de Smart Membranes.

Veolia data white picto

Optimización del tiempo

Ahorrar tiempo accediendo a datos e indicadores normalizados en tiempo real.

 

Desalination container

Apoyo a la desalación municipal e industrial

Hemos construido cientos de plantas y sistemas de desalación en todo el mundo, produciendo agua dulce para las necesidades municipales e industriales. Nuestros proyectos emblemáticos más recientes incluyen la planta Al Dur 2 en Bahrein, la planta Rabigh 3 en Arabia Saudí y la planta IWP de Umm Al Quwain en los EAU.

OMAN SUR
Proporcionar agua potable a más de 600.000 personas.

Desde 2007, Veolia construye y explota la planta de ósmosis inversa de agua de mar de Sur, junto con la Oman Power and Water Procurement Company (OPWP). La colaboración de Veolia con la Sharqiyah Desalination Company nos ha permitido probar y aplicar numerosas innovaciones en términos de desarrollo de procesos, pero también de consumo energético y de huella medioambiental.

ARABIA SAUDITA
Sadara: desalación para un complejo petroquímico.

Sidem fue contratada por Marafiq para diseñar, suministrar, construir y poner en marcha una planta SWRO con ultrafiltración conocida como Jubail II. El proyecto se puso en marcha en 2016 y es operado por Veolia desde diciembre de 2016.

Descubra nuestras tecnologías de tratamiento del agua para la desalación

Nuestras tecnologías líderes ayudan a reducir la escasez de agua.

Un sistema de ósmosis inversa de baja presión seguro, compacto y digital. Su enfoque "plug and play" ayuda a garantizar una programación rápida, mientras que sus sensores digitales integrados proporcionan una supervisión remota.
Familia de sistemas de ósmosis inversa para la producción de agua desalada y aplicaciones de reutilización eficiente del agua.
Proceso de flotación rápida (DAF) para tratar aguas superficiales que contienen partículas de baja densidad, algas y materias flotantes (grasas, aceites, etc.).

¿Quieres más información sobre nuestras tecnologías de desalación?
 

 

Los procesos para desalinizar el agua de mar y hacerla potable existen desde hace muchas décadas, pero en los últimos años se han producido innovaciones que han mejorado mucho su consumo energético y su huella medioambiental. Los océanos representan un recurso fantástico para la humanidad, vital en regiones con escasez de agua, y ahora podemos aprovecharlo de forma más sostenible.

 

Más servicios para la reutilización del agua

Una combinación de herramientas digitales y la experiencia de Veolia que hace que todos sus procesos de agua sean más inteligentes, más seguros y más sostenibles.
Ofrecemos una gran oferta de servicios: soporte técnico, mantenimiento preventivo planificado previamente, repuestos, etc.
Proporcionar higiene del agua y soluciones químicas HYDREXⓇ al servicio del rendimiento de los equipos de tratamiento de agua y servicios públicos.

Preguntas Frecuentes sobre la desalación

¿Cuál es la diferencia entre la reutilización del agua y el reciclaje del agua?

Según la Asociación Internacional de desalación, la capacidad acumulada de desalación contratada ha superado ya los 100 millones de m3/d. Aproximadamente el 60% de la desalación se destina al consumo humano. Se calcula que unos 300 millones de personas dependen de este proceso para su consumo diario de agua. 
Kuwait, por ejemplo, tiene una precipitación media de 110 mm al año y produce casi el 100% de su agua dulce mediante la desalación.

¿Desde cuándo se desala el agua de mar?

El sol lo ha hecho desde siempre... mediante la evaporación para proporcionar lluvia. 
Los barcos de vapor se equiparon por primera vez con evaporadores para la producción de agua de reposición de las calderas a principios del siglo XX. Las unidades de desalación se utilizaron por primera vez a bordo de los barcos y luego se desarrollaron ampliamente con el crecimiento de los países de la OPEP (1970). La capacidad de las plantas ha crecido de forma espectacular durante ese periodo, pasando de unos pocos cientos de metros cúbicos al día en los años 60 a cientos de miles de metros cúbicos al día en las mayores plantas desaladoras de la actualidad.

¿Influye la calidad del agua de mar en el agua desalada?

Los procesos de destilación no son sensibles a la calidad del agua de mar. Una filtración de 0,5 mm, la cloración y un tratamiento anticalcáreo y antiespumante adecuado serán suficientes para garantizar una calidad de agua estable en el tiempo, especialmente con el proceso de destilación de efecto múltiple (MED) a baja temperatura. Las bacterias y los organismos patógenos son generalmente destruidos por estos procesos. Los contaminantes de la destilación son los únicos que crean un problema cuando se mezclan con el vapor condensado, si no se establece a tiempo una solución de cribado del agua de mar.
Los procesos de membrana son más sensibles a la calidad del agua de mar. Dependiendo de las condiciones estacionales, la calidad del agua de mar puede verse afectada por el clima o por la actividad biológica. En estos casos, los sistemas de pretratamiento deben estar diseñados para soportar esas condiciones y evitar la bioincrustación, que es la obstrucción de las membranas por bacterias.

¿Las plantas desalinizadoras contaminan?

Las plantas desalinizadoras expulsan al mar agua de mar ligeramente concentrada, llamada salmuera. El contenido de sal de la salmuera es de aproximadamente 60g/l para el agua de mar a 40g/l. La temperatura de la salmuera rechazada es ligeramente superior a la del agua de mar, unos pocos grados centígrados. Este exceso de concentración de sal y de temperatura desaparece rápidamente en las proximidades del punto de rechazo.
El agua de mar se clora a la entrada de la planta para evitar el crecimiento de algas y conchas marinas dentro de las tuberías. El cloro se dosifica con precisión para evitar que quede cloro activo a la salida de la planta.
Los aditivos antical y antiespumantes también se dosifican en el agua de mar que entra en la planta, con dosis de unos pocos gramos por tonelada. Una vez que han reaccionado dentro de la planta y debido a su enorme dilución, no presentan ningún riesgo de contaminación a la salida de la planta.

Las unidades de desalación suelen instalarse en zonas ambientalmente protegidas sin que se plantee ningún problema particular.

Como tal, una planta desalinizadora no tiene ningún otro rechazo al medio ambiente. Sin embargo, puede acoplarse a una central eléctrica. Los rechazos de estas plantas están controlados por las normas medioambientales. Estas plantas combinadas proporcionan la mejor eficiencia y minimizan el impacto global de la producción de energía y agua en el medio ambiente.